Temas y Cuestiones de interés para todos

LA LINFA Y EL SISTEMA LINFÁTICO

  

   La linfa es un líquido claro, ligeramente blanquecino, formado en un 90% por agua en la que van disueltas macroproteinas, sales, partículas de grasa y otras sustancias que por su tamaño no pueden ser absorbidas por los capilares venosos. La cantidad de linfa que se produce en nuestro organismo a diario es de 4-5 litros.

 

    El sistema linfático es un sistema de transporte que acompaña y está asociado al sistema circulatorio, está formado por vasos linfáticos, ganglios y otros órganos linfoides y sus principales funciones son inmunitarios y depurativos, trasladando la linfa desde el espacio intercelular, donde se ha originado, hasta la circulación sanguínea.

 

    El transporte de la linfa se ve favorecido por:

 

-         Las contracciones musculares

 

-         El propio automatismo del sistema, cuando existe un exceso de linfa

 

-         La pulsación de las arterias vecinas

 

-         Las presiones intratorácicas (respiración)

  

 EL LINFEDEMA 

 

    El linfedema es un aumento de volumen de una o varias partes del cuerpo debido a una acumulación del líquido linfático, que generalmente aparecen en el espacio existente entre las fascias musculares y la piel.

 

    Esta acumulación se produce por la incapacidad del sistema linfático para transportar la linfa hasta el sistema sanguíneo. Se considera como una enfermedad con entidad propia y no como un mero signo o síntoma.

 

    El linfedema se localiza en las extremidades, pero también puede aparecer en cara, genitales u otros órganos y produce engrosamiento, deformidad, hinchazón, dolor, cansancio, alteración de la imagen corporal,…

 

  El linfedema puede producir discapacidad y limitaciones importantes en la vida de la persona que lo padece, como problemas de movilidad de la extremidad afectada, dificultad para la realización de actividades habituales, cambio del perfil corporal, etc. En algunos casos también lleva consigo la necesidad de bajas laborales y dificultades importantes para acceder a un puesto de trabajo adecuado, así como repercusiones psicológicas derivadas de todo ello.

 

    Se trata de una enfermedad evolutiva y crónica para la que no existe actualmente un tratamiento curativo, por lo que es de gran importancia la prevención (cuando es posible) y su diagnóstico y tratamiento precoces, con el objetivo de mejorar y estabilizar el edema  así como evitar complicaciones y mala evolución (elefantiasis, linfosarcoma,…), manteniendo la mejor calidad de vida posible.

 

 

TIPOS DE LINFEDEMA

 

    El linfedema se clasifica fundamentalmente en dos tipos, según la causa que lo ha producido:

  

- Linfedema primario: es una alteración congénita del sistema linfático, producida por ausencia del tejido linfático o anormalidad en su desarrollo.

 

  En este tipo de linfedema, las primeras manifestaciones pueden aparecer desde el nacimiento o la niñez, en la adolescencia, o incluso a partir de los 30-40 años y suelen desencadenarse por un traumatismo, esfuerzo, calor, infecciones locales o por los cambios hormonales que suceden en la adolescencia o el embarazo.

 

    Aparece habitualmente en extremidades inferiores y es más frecuente en mujeres. 

 

- Linfedema secundario: es una alteración del sistema linfático provocada por causas externas como por ejemplo: cirugía, tratamiento con radioterapia, infecciones, traumatismos importantes, quemaduras, trombosis, …

  

    De estos dos tipos de linfedema, el más frecuente es el secundario, especialmente el derivado del cáncer de mama cuando se realiza una linfadenectomía (extirpación de los ganglios linfáticos de la zona axilar total o parcial).

 

    Es en estos linfedemas donde la prevención se puede y se debe hacer de la manera más precoz posible.  

 

 

TRATAMIENTO

 

    El tratamiento del linfedema es fundamentalmente conservador y debe ser indicado y controlado por el profesional Médico, vigilando posibles contraindicaciones.

 

    Tiene estas características:

  1. precoz,
  2. cauteloso,
  3. y de por vida.

   

    Está basado en la Terapia Física Descongestiva Compleja, que consiste en:

  • Medidas higiénico-dietéticas.
  • Drenaje Linfático Manual específico para este proceso y muy técnico, cuyo objetivo es estimular la actividad de los vasos linfáticos para mejorar el flujo de la linfa, evitando su estancamiento. Debe ser realizado por un profesional convenientemente preparado.
  • Cinesiterapia y tratamiento postural.
  • Presoterapia.
  • Medidas compresivas.

 

Todo ello para conseguir como objetivos:

 

  • Reducir el tamaño y evitar fibrosis.
  • Mantener o restablecer la función de la extremidad afectada.
  • Mejorar la capacidad linfática.
  • Prevenir complicaciones.



 

Sistema linfático

   "Del lindefema hay que ocuparse, no preocuparse".

 

 

 

El Centro Reyes Tirado está especializado en Drenaje Linfático Manual. Este Centro parasanitario le ofrece con garantías y experiencia, con capacitación y profundo estudio, este método específico que sitúa como mejor servicio y técnica manual a su disposición.

 

Noticias

 

 

Una vez realizado con éxito el Curso de Especialización en 

ESTÉTICA ONCOLÓGICA,

en Barcelona,organizado por Clínica Planas en colaboración con Natura Bissé, nos complace informar de la incorporación de dicha especialidad en nuestro Centro, con tratamientos de belleza que hagan sentirte mejor.

  Sabemos cuidarte en estos momentos de dificultad, cuando más dudas surgen para el cuidado de la piel deteriorada por cada etapa del tratamiento, y con necesidades extremas por los efectos secundarios que desencadenan.

CUÍDATE Y DEJATE CUIDAR

Primera visita y asesoramiento gratuito

Para cualquier duda sobre el bienestar de tu piel, no dudes en contactar con este Centro Reyes Tirado.

Estamos aquí para ayudarte en esta nueva etapa de tu vida.